Cantos populares de mi tierra. Candelario Obeso

Los palomos

(Balada)

Al señor Rafael Pombo

Siendo pobres animales los palomos,

A la gente a ser gente nos enseñan;

¡Es su conducta la mejor cartilla,

Hay en sus modos efectiva ciencia…!

Nacen los dos sobre las mismas pajas;

Y allí se están hasta en después que vuelan;

Mas así chiquitos entre el nido

Se dan calor, entre juntos, y se besan.

Luego que tienen plumas suficientes

Para andareguear1 volando por donde quiera

Gusto da verlos arrullarse amantes

Sobre los palos o la verde yerba…

Gusto da ver los afanes del palomo

Si otro palomo por allí se acerca…,

¡Él esponja el pescuezo y la colita,

Y da arrullando multitud de vueltas!

Esto a los ojos de ella y los extraños
Es de cariño la efectiva muestra…
En esta clase de animales nunca
Nos da un visaje de maldad la hembra.
Ya está con huevos la paloma…
Entonces maravilla de juntos la decencia,
¡Las pajitas y las hojas para la casa
Las carga él y las compone ella…!
Allí los ve amorosos la mañana,
También allí la noche los encuentra,
¡Ambos a dos calientan sus huevitos
Ambos, en siendo seres, los alimentan…!
Siendo pobres animales los palomos
Se aprende en ellos más que en las Escuelas.
¡Yo, por lo menos, en su corto libro,
Estudio de la vida las maneras…!

 

 

La obediencia filial
 (Cuento a mi madre)
 (Dolora)
 Al señor doctor Florentino Vezga
 «–Me ha dicho usted que huya de los hombres,
 Y yo les he huido…;
 Sólo, a las veces cuando el sol se hunde
 Converso con Rogelio en el camino».
 «–¿Sí…? ¿Qué te dice…? –Que me quiere mucho…
 Yo naditica le digo…;
 –¿Y luego…? –Añade un apretón de manos,
 O me da en el cachete algún besito…»
 «–Está bueno… ¡Junjú…! ¿Con que todo eso
 Te hace ese lambío…?1
 A pajarear2
 no vuelvas a la roza,3
 Porque estás, hija de mi alma, en un peligro…

–¡Fue así siempre el hombre…! De panela
 Se untan el hocico,
 Y a las pendejas como tú las engañan
 Para llevarlas mansitas al precipicio…»
 «–Mama… ¡Caray…! No embrome… ¡Ese muchacho
 Tiene sus labios limpios…!
 Y si viene en mi junta, me alza en peso,
 Cuando muy barrialoso está el camino…»
 «–Esas son sus artimañas… De muchacha
 Me sucedió lo mismo…
 Echa a tu flor, mi hijita, cuatro nudos
 Y no olvides jamás lo que te he dicho…»
 Al otro día, muy por la mañana
 Hizo la chica un lío…
 El sol muy lejos la topó sin flores
 Entre los tiernos brazos del peligro…
 En ninguna ocasión consejo de viejas
 Más que en ésta ha servido…
 ¡Cuando pica el amor los pechos jóvenes
 Se acaba la obediencia de los hijos…!

 

Canción del boga ausente
 A los señores Rufino Cuervo y Miguel A. Caro
 Qué triste que está la noche,
 La noche qué triste está
 No hay en el Cielo una estrella…
 Remá, remá.
 La negra del alma mía,
 Mientras yo brego en la mar,
 Bañado en sudor por ella,
 ¿Qué hará, qué hará?
 Tal vez por su zambo amado
 Doliente suspirará,
 O tal vez ni me recuerda…
 ¡Llorá, llorá!
 Las hembras son como todo
 Lo de esta tierra desgraciada;
 Con arte se saca al pez
 ¡Del mar, del mar…!
 Con arte se ablanda el hierro,
 Se doma la mapaná…;1
Constantes y firmes las penas;
 ¡No hay más, no hay más!...
 … Qué oscura que está la noche;
 La noche qué oscura está;
 Así de oscura es la ausencia
 Bogá bogá…

 

Cuento a mi esposa
 (Dolora)
 A mi distinguido amigo el señor Pedro Londoño
 «–Negra de mi vida
 ¿A dónde vas?
 Quédate en mi rancho,
 No te quejes más;
 Mira que me aflige
 Tu infelicidad…;
 ¡Oye mis arrullos
 Palomita amada…!»
 «–¡Mi palomo mío
 Lo perdí ya…!
 Deja que lamente
 Suerte tan fatal;
 No te dé cuidado
 Mi infelicidad;
 ¡Verme no deseo
 De ninguno amada…!»
 Esto le decía
 En noche pasada,
 A un mozo del pueblo
 Cierta desconsolada…
 Mas a las pocas vueltas,
 A poquito de nada,
 ¡Tuvo cierta cosa
Como un sapo de hinchada!
 Si ponemos en agua
 Un granito de sal
 ¡Pronto se disuelve
 Con facilidad…!
 Nunca en las mujeres
 Fue efectivo nada;
 Todo en ellas es humo,
 ¡Todo falsedad…!

Canto del montaraz

 A mi amigo el señor doctor José Ignacio Escobar
 Esta vida solitaria
 Que aquí llevo,
 Con mi hembra y con mis hijos
 Y mis perros,
 No la cambio por la vida
 De los pueblos…
 No me falta ni tabaco,
 Ni alimento;
 De mis palmas es el vino1
 Más que bueno,
 Y el guarapo de mis cañas
 ¡Estupendo…!
 Aquí nadie me aturuga;2
 El Prefecto
 Y la tropa comisaria
 Viven lejos;
 De mosquitos y culebras
 Nada temo;
Para los tigres está mi troja1
 Cuando duermo…
 Los animales tienen todos
 Su remedio;
 Si no hay contra2
 conocida
 Es para el gobierno;
 Conque así yo no cambio
 Lo que tengo
 Por las cosas que otros tienen
 En los pueblos…

El boga charlatán
(Serenata)
Merejilda Rosales,
La de Pinillos,1
Dicen que no cree en brujas
Ni en maleficios;
Si se me pone,
¡Hacer puedo a la endina2
Que me enamore!
Una hembra no ha habido
Que me resista;
En el páramo de Honda
Fue mi querida
Juana Retruco,
La hembra de más tono
Que vio el mundo…
Para que sepas quién soy
Oye esta historia:
«Ño» Francisco Machado
Me hizo sombra3
En Margarita

La noche de unas fiestas
De Pura y Limpia.4
Caliente estaba el baile;
Yo retraído,
Lleno de las timideces
De un barba-limpio;5
Mas de repente
Vi cierta picúa6
De alto copete,7
Me enamoré al momento
De su garbeza,8
Y juntos nos soplamos
Entre la rueda,
A bailar un porro,

Y el truhán de atrevido
Me pisó el cobo…9
¡Jesús…! ¡Voto a la Virgen…!
¡Por Santa Rita…!
Se me fueron los cascos;
Temblé de la ira;
Y al mismo punto
¡Le hice besar el suelo;
De solo un puño…!
Al verlo así tendido,
Se me botaron
Toditicos los del baile
Con hierros y palos…
Yo paré seco,10
¡Y herí y maté en poco
Como a doscientos…!
El fullero del Alcalde
Con una turba
Vinieron a cogerme;
Mas por fortuna
Ya oculto estaba,

Rezando, detrás de una hojita
De lengua de vaca.11
Allí duré escondido
Cerca de dos años,
No comiendo otra cosa
Que el huevo de gato.12
Después de este tiempo,
Con una cierta yerba
Me volví negro…
No extrañes este cambio,
Ni de él te burles;
¡Si quisiera tendría
Los ojos azules!
Oye: ¡Yo he estado
Una vara distante
Del Padre Santo…!
Sé hacer la culebra;
Producir el cirro;13

Expropiación de unos códigos

(Paráfrasis)
A mi estimado amigo, señor Luis Capella Toledo
Cada ser tiene en el mundo,
Aparte de la costilla,
Otro ser que por más fuerte
Es el puntal de su vida.
Tiene el bejuco del monte
Siempre un árbol al que se arrima;
Y este palo tiene al suelo,
Y el suelo en algo se afirma;
Yo, blanco, lo tengo a usted;
En usted las penas mías
Hallaron siempre consuelo
Y pronta la medicina.
Oyendo esta introducción
Dirá usted: «Dolor de barriga»,
Y si tal dice, de cierto
Que lo engaña su malicia.
No siempre es la mojocera1
Lo que a un hombre martiriza;
¡Mucho plátano hay maduro
Mucho bollo y mucha liza…!2
 
En ocasione otra cosas
Ma que la jambre atosigan:
Una inrecencia a rijtiempo,
La ingratitú inmerecia;….
Pero en búca e clarirá
Me jundí ma en la nieblina;
Ricen tamien que no e raro
Sembrá mái i cojé epinas!….
No arcanzo yo a compredé
Pocqué hai cosa tan asina;
Pocqué la culebra matan;
Pocqué la j’aveja pican;
Ni pocqué la pringa-moza
Raguñando ra raquiña,
I er marrano infoctunáo
No arza der barro la vita;
Yo no sé sino que toro
Jalla en er mundo su arrima;
Tiene la secpiente er monte;
Flores i mié las avipa;….
Yo, branco, lo tengo a uté,
Hoccon re mi pobre vira.–
Conque re toro lo suyo,1
Que me guta i me ra enviria,
Siempre rijpuse tar cuar
Re la s’hojas la jormigas….

Ayer estuve en el Congreso
Y me dio el doctor Escamilla,
Seis volúmenes para que a usted
Se los trajera enseguida,
Mas apenas los cogí
Compré almidón (media libra),
Y vine a tapar de mi choza
Los juracos4
 y las rendijas.
Si esto le parece mal,
Iré luego al doctor Ancízar;
Él tiene el papel a montones
Si usted papel necesita;
Mas siendo tal, bien sabré
Que no es la amistad infinita;
Que para la culebra el monte
Tiene cosas escondidas;
Que ni en puntal de dividivi5
Está firme quien se arrima;
Que lo que ahora es constante
Es variable al otro día;
Que el perro del puerco sólo
Se diferencia en la pinta;
Que en el fondo la paloma
Es igual a la gallina…
Todo eso, blanco, sabré,

Pero para sacar las mismas;
Yo seré siempre el que soy
Por más chascos que reciba…
No quiso Dios que los perros
Puedan morder a quien los cría;
No lo hacen si los sobaja,
Y ni siquiera cuando los castiga…
¡Verbo es este que he sacado
De la historia de la Biblia...!


Version castiza. 
(Modelo.) 

En el mundo cada sér tiene, aparte de su amada, otro que por mas fuerte es el apoyo de su existencia. El bejuco en la selva tiene al árbol en que se envuelve; este árbol tiene el globo de la Tierra, i el globo de la Tierra en alguna cosa se sostiene…. Yo por mi lado tengo el cariño de U. En la proteccion suya, de que me honro, hallaron siempre pronto consuelo mis pesares i pronto alivio mis sufrimientos…. Supuesta esta introduccion, dirá usted que vengo en su auxilio para contentar mi hambre. Pero si tal piensa se engaña. No es siempre la necesidad lo que martiriza i atormenta a un hombre, como que un dia ú otro logra mitigarla por la abundancia de los medios de subsistencia aquí al alcance del mas infortunado…. Fué siempre más agudo el padecer que se origina en el mal porte de las personas que nos son queridas; en la ingratitud no merecida ni esperada… Pero, quise ilustrar mi idea i la he hecho mas confusa esplicándola. Esto no es raro; en ocasiones se siembran rosas i no se cosecha sino espinas…. Yo no comprendo porqué hai cosas tan contrarias de suyo en la naturaleza; porqué es tan letal la mordedura de la víbora; tan ponzoñoso el aguijon de la industriosa aveja; porqué la ortiga dá picazon en pringando, i el marrano asqueroso no alza al Cielo jamas sus encapotados ojos…. Nada de eso comprendo, i sí sólo veo distintamente que las cosas i los hombres, aún los malos, encuentran siempre otro ser porque viven i alientan. Conque la serpiente tiene las montañas que la sostienen; el avispa el perfume i el néctar de las flores, que luego torna en su panal sabrosísimo…. Yo lo tengo a usted, señor; la estimacion que me profesa es, como en ántes dije, Obeso 9may10 48-252p.indd 96 10/05/10 11:28 Candelario Obeso Cantos populares de mi tierra 97 la horquilla de mi vida. Tan cierto es ello, que siempre dispuse de lo suyo, en mis tribulaciones, con la misma franqueza i en el mismo modo que la hormiga dispone de la verdura de los bosques…. Ayer estuve en la Cámara de que usted es miembro, i el Portero Escamilla me dió para traerle los Códigos de la Union, que de mi necesidad reduje a ciertas cosas que llevaron un momento la alegría a mi tristísimo miserable hogar. Si esto lo halla usted mal, ya echaré trazas para resarcirlo de este insignificante agravio; pero si tal fuere, que no creo, luego sabré que la amistad no es tanto lo que dicen; que el repuesto bosque escasea su alimento a los insectos que produce i moran en él; que el horcon mas fuerte no es suficiente a sustentar el ramo fructal que el sencillo labrador le encomienda; que la tierna paloma i la gallina; el gozque i el marrano se diferencian apénas en el fondo; que nadie, en este valle de llanto i de miserias, logra el disfrute de un verdadero amigo!…. Todo eso sabré, señor, aunque no para nada en realidad. Yo seré siempre el que soi i como soi, por mas que saboreé la amarga copa del desengaño. Dios no ha querido que la ingratitud fuera absoluta. El perro de ayuda no muerde nunca al amo, no cuando lo acaricia, pero ni si cruel lo maltrata…. Las leyendas bíblicas están llenas de sentencias que coroboran mi pensamiento….

Expresión de mi amistad
Al señor Federico de la Vega
[Aun] cuando soy un pobre negro,
Sin más ciencia que mi oficio,
No ignoro quién se merece
Algún respeto y cariño…
Sobre mí tiene el carácter
Un particular dominio;
De un gallo bueno a las patas
Expongo hasta el calzoncillo…
Por un mochoroco1
 guapo,
Y sobre guapo instruido,
Soy capaz de morder el suelo
Y de mucho sacrificio…
Óigame, blanco, tal vez
No es bien claro lo que afirmo,
A explicarme yo no alcanzo
Tal como un Rojas Garrido…2
De todo lo grande y bello
Que el mundo encierra, no estimo
Sino dos cosas, que son
Mi hembra amada y mi albedrío.





Ver mas en:
http://www.banrepcultural.org/sites/default/files/87808/09-Cantos-populares-de-mi-tierra-Candelario-Obeso.pdf

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s